El término brochal se emplea a menudo en el sector de las vigas de hormigón en Palma de Mallorca. Probablemente lo hayas escuchado en alguna ocasión pero, ¿sabes realmente qué es y para qué se utiliza? Presta atención a las próximas líneas, en las que vamos a darte una explicación técnica.

En arquitectura, principalmente entre los profesionales del montaje de las vigas de hormigón en Palma de Mallorca, un brochal es una viga transversal que es la que soporta de extremo a extremo los conjuntos de viguetas que se disponen entre sí de forma paralela, de manera que desvía las cargas a las vigas o lo que se conoce también como cabecero.

Se trata, pues, de un elemento estructural de forma lineal que sirve para salvar distancias entre vigas u otros brochales cuando se emplea en un forjado, con el objetivo de crear un hueco en el mismo. Básicamente, el uso más extendido es el de formar los huecos por los que se colocan las escaleras que atraviesan los pisos.

Estos elementos del forjado, como el resto, pueden ser de diversos materiales, como el hormigón armado, el acero o la madera. Es exigible que muestren un buen comportamiento a flexión, y a cortante, aunque en menor medida. Es realmente una barra que sirve de apoyo al resto de elementos del mismo forjado, generando una abertura en el mismo.

Debes saber también que esta pieza estructural sirve no solamente para salvar la distancia entre vigas, sino también la que hay entre zunchos, entre una viga y un zuncho o entre la parte exterior del nudo de una viga y su soporte.

Con esta información que te hemos dado, sabrás distinguir cuando te hablen de unos elementos u otros. Y si aún te quedan dudas, o si quieres confiar tu proyecto de reforma o construcción a profesionales, contacta con Mora & Rosselló. Estaremos encantados de atenderte.